Hacia el Este de Puerto Colombia se encuentran las siguientes playas y pueblos:

Playa Grande: Para ir a esta playa urbana, la más popular de la región, tome la calle principal de Puerto Colombia, atraviese el río y siga rumbo a oriente atendiendo a los avisos que indican muy bien dónde queda playa Grande. Una gran extensión de arena bordeada por altos cocoteros y con forma de herradura. Playa La Cieneguita: Después de caminar unos 20 minutos por un sendero que sale del extremo este de la playa Grande a 5 minutos en lancha se encuentra esta pequeña playa, cubierta de rocas y bordeada de mangles.

La Cieneguita: tiene la particularidad de un oleaje extremadamente suave, que se debe a la protección brindada por un arrecife natural que se halla justo al frente. Cuenta con poca vegetación y ninguna infraestructura, pero a cambio ofrece una espectacular vista de Playa Grande.

Playa La Calera: Situada al lado de La Cieneguita, a La Calera se llega sólo por vía marítima desde Puerto Colombia. El gran atractivo de esta minúscula playa rocosa son sin duda sus extraordinarios fondos marinos, donde destaca un arrecife coralino que se encuentra cerca de la orilla. Los buzos y practicantes del snorkel pueden disfrutar aquí de una fauna y flora submarina quizás mucho más rica la de otros lugares de la costa.

Playa Valle Seco: A 15 minutos desde Puerto Colombia por vía marítima, esta remota e inmensa playa de arena blanca es una magnífica opción, sobre todo por la piscina totalmente protegida de oleaje creada por una barrera coralina situada en la parte oriental de la playa. Esta característica hace de Valle Seco un lugar ideal para el disfrute de los niños.

Playa Chuao: A solo 30 minutos de Puerto Colombia la playa se abre en una inmensa y hermosa bahía en forma de media luna de arena blanca y agua oscura, debido al río que desemboca en su lado este, es un sitio encantador y tranquilo.

Playa Cepe: Se llega únicamente por vía marítima, tomando una embarcación que tarda 40 minutos desde Puerto Colombia. Su playa cristalina, de blancas arenas bañadas por aguas de un magnífico color azul claro. El contraste entre la selva, la arena y el mar produce una mezcla de colores difícil de igualar.

Playa Puerto Escondido: A esta pequeña y muy discreta playa de se puede llegar caminando. Está situada en la parte occidental de Cepe. Sus poderosas olas, que forman un camino estrecho entre un corredor de rocas, ofrecen un espectáculo increíble que nadie debería perderse, pues constituye la mejor evidencia de la fuerza descomunal del mar.

Playa Ensenada De Tuja: Localizada a 30 minutos de Puerto Escondido, es una magnífica ensenada de aguas cristalinas y serenas. Allí se encuentra un río donde podrá refrescarse deslizándose por su natural tobogán de agua dulce. Este sitio de ensueño es muy apreciado por los submarinistas.

Pueblos Costeños .

Pueblo De Chuao: Pueblo antiguo ubicado entre montañas, cuyo acceso desde Puerto Colombia es a pie por la vía de la Ceiba, atravesando una selva tropical en una caminata de 5 horas aproximadamente, o por el mar en un peñero que tarda 30 minutos. Es conocido a nivel internacional por su cacao, considerado el mejor del mundo. En el camino de la playa al pueblo se observan las cosechas de este preciado fruto. En el centro del pueblo se encuentra la Iglesia y la Plaza principal, en donde se secan las semillas de cacao para luego procesarlas. Otro de los atractivos turísticos de Chuao es su revitalizante y refrescante río, por donde vale la pena hacer la caminata de unas dos horas hasta llegar al Chorrerón. Una caída de unos 70 metros aproximadamente y realmente sorprendente.

Pueblo De Cepe: En la época de la colonia, Cepe constituía junto a Chuao, una antigua hacienda en donde nacía el cacao “Porcelana”, mejor conocido como el Cacao de Chuao. Si desea conocer un pueblo muy singular, siga la vía de tierra que nace en la bahía, es un camino largo a través del cual podrá observar diversas plantas autóctonas de la región e incluso, muchos árboles de cacao con sus frutos a cuesta. El pueblo de Cepe es pequeño, la Iglesia tiene un altar que fue pintado a mano. Es un lugar hermoso para disfrutar una perfecta integración con la naturaleza.